fracción — presente



Las obras que orbitan en el espacio de luz concebido por Luis Lechosa de manera específica para la Sala del Reloj de la antigua estación de Burgos se pueden entender como fragmentos interconectados de un corpus mitológico coherente, lo cual nos permitiría hablar del conjunto “fracción — presente” como una genuina cosmogonía contemporánea regida por un sistema audiovisual y narrativo propio, el desarrollado por un artista en su intento de desentrañar y comunicarse a través de imágenes y sonidos con aquello que le rodea y fascina. 

Estas obras-mito se sintetizan unas en otras –no podríamos decir cuál es anterior a cuál–, se alejan y se separan como fragmentos de un universo en constante transformación, trazándose y destrazándose, sincronizándose y desincronizándose. Lo mismo ocurre con sus imágenes y sonidos, en cuyas alteraciones se revela una intuición personal –pero también algo que ya estaba ahí fuera–, dando forma a una visión experimental que quiere ser compartida, ensayada fuera de sí.

En “fracción – presente” el cosmos se redescubre simultáneamente al propio medio que ha sido diseñado para mirarlo. No se da por sentado ni lo audio ni lo visual, sino que se elucubra constantemente sobre sus posibilidades. Tampoco la relación entre ambos, o entre los fragmentos de cada uno de ellos, pues el montaje y el trabajo en simultaneidad de capas se alejan de lo lineal y lo predecible. Se da cuenta de un esfuerzo incluso para conquistar aquello que ya creíamos nuestro: siempre hay sorpresa en la mirada.

Esta es una cosmogonía audiovisual que se genera a través del movimiento y la superposición de trazos. Un entendimiento caligráfico donde todo deja rastro, y donde las operaciones siempre se realizan en presente, desarrollándose en su compleja claridad frente a nuestros ojos. Una demostración sensible de que cualquier explicación absoluta y pretendidamente objetiva siempre será insuficiente para enfrentarnos a lo fenomenológico: el paso del tiempo, la sucesión de las estaciones, las precipitaciones, la gravedad.

Jorge Suárez-Quiñones Rivas.



La Estación, Sala Reloj. Burgos, mayo 2019. Texto Curatorial: Jorge Suárez-Quiñones Rivas. Edición de vídeo: Ilan Serruya. Agradecimientos especiales a Ilan Serruya, Mar Reykjavik, Diego López Bueno, Jorge Suárez-Quiñones Rivas, Felicia Souhmah, Pablo Teijón, Máster LAV y María Isabel Tejero. En colaboración con La Estación y Ayuntamiento de Burgos.



Mark